Vivimos momentos estresantes. Muchas personas luchan por dominar el arte de trabajar desde casa, al mismo tiempo que buscan lograr un equilibrio entre la escuela desde casa y las necesidades familiares. La suma de todo esto, a menudo, hace difícil encontrar tiempo para uno mismo y eso nos saca energía. Cuando luchamos por la energía, impacta en cuánto podemos brindar a los otros y, más importante aún, a nosotros mismos.

En lo personal, ya sea que se trate de brindar asesoramiento nutricional a una fuerza de trabajo internacional, a un atleta profesional o a mi familia y amigos, sé lo importante que es tener energía en momentos desafiantes. En este punto, cuando nos sentimos abatidos, debemos recordar cómo ocuparnos de nosotros mismos. Aquí les transcribo 5 consejos ganados con dolor para ayudarlos a enfrentar todo: desde volver a aprender matemática hasta manejar otra conferencia más por videollamada.

A moverse más
Con todos los malabares que la gente está haciendo para mantener a sus familias y a sí misma a flote, encontrar tiempo para hacer ejercicio a veces sale o cae de la lista de «lo que debemos hacer». El movimiento libera endorfinas, que tienen un impacto positivo sobre nuestro humor y nos permiten recuperar energía. Sin poder ir al gimnasio o a tomar una clase presencial, muchos se encuentran sin el grupo de contención para motivarse. Se encuentran disponibles cursos online, desde yoga a Pilates y desde entrenamiento de fuerza hasta aeróbico; y muchos de ellos son gratuitos. Además, hacer caminatas, andar en bicicleta o correr a diario antes de que la familia se levante puede ayudarlo a ponerse de muy buen humor para enfrentar el día.

Comer bien
Los alimentos son el combustible y nos ofrecen la energía tan necesaria para mantener nuestros cuerpos. Las investigaciones indican que, durante la pandemia, aumentaron las ventas de snacks poco saludables ya que la gente busca formas de afrontarla con alimentos reconfortantes que antes evitaba. Si bien resulta desafiante, es importante buscar una dieta nutricional balanceada que aporte los nutrientes necesarios para las actividades diarias y para promover y mantener una buena salud. Los alimentos saludables aseguran que nuestro organismo obtenga los nutrientes, las vitaminas y los minerales necesarios para funcionar. Combine su dieta con alimentos que agregan proteínas; es una forma saludable y deliciosa de energizarse. Y para que participe toda la familia, haga que comer saludable sea un asunto familiar usando recetas creativas que sean furtivamente nutritivas.

Sea inteligente a la hora de dormir
Dormir es la clave para reponer los niveles de energía. Durante momentos de estrés, a la gente le cuesta dormir. Crear un espacio para dormir es la clave para descansar bien y esto comienza con tener una habitación oscura y sin distracciones. Dedique su habitación exclusivamente para dormir, si es posible, así no siente la tentación de trabajar o practicar sus hobbies. Tómese un descanso del mundo digital y cuando va a la cama, deje los dispositivos electrónicos en otro lugar. Como muchos padres hacen para sus bebés, cree un ritual para ir a dormir: un baño caliente, un buen libro, una tasa de té de hierbas y luego apague la luz.

Manténgase en contacto
Aún cuando esté rodeado de su familia y colegas por video, no hay nada como hablar con un buen amigo o pariente a larga distancia para reír y charlar. Las conexiones ayudan a nuestra salud y a sostenernos durante momentos difíciles. Ya sea que hable por teléfono, envíe un texto, charle o escriba una carta a un viejo amigo de la escuela, conectarse con otros que le levanten el ánimo es saludable para su bienestar y para rejuvenecerlo.

Agende tiempo para estar solo
La otra cara de estar todos juntos es que mucha gente añora la soledad. Agendar tiempo para estar solo, aunque sea 30 minutos, tendrán un impacto positivo sobre su humor y energía. Haga una caminata o explore un nuevo vecindario. Encuentre tiempo para ir a su habitación, apagar las luces y respirar, o leer un libro, o encontrar un lugar tranquilo para disfrutar de la soledad. Hoy más que nunca, necesita tiempo para relajarse, reponerse o tan solo soñar despierto.

En momentos difíciles, necesitamos ser buenos con nosotros mismos. La mejor forma de volver a energizarnos cuando nos sentimos caídos es dar prioridad y ocuparnos de nuestras necesidades de salud física y mental. Desde una dieta saludable y hacer ejercicio, hasta tener tiempo para uno mismo o reír con un amigo, nuestros cuerpos necesitan ayuda para recargarse y volver a energizarse.