Grupo LALA Nicaragua se sumó al proyecto “Impacto Colectivo” para dotar al Banco de Alimentos de Nicaragua con leche de calidad A.

Grupo LALA Nicaragua, en pro de aportar al bienestar de los nicaragüenses, donó un total de 1,000 litros de leche marca premium LALA al Banco de Alimentos de Nicaragua para contribuir a que grupos poblacionales en estado de vulnerabilidad tengan acceso a alimentos de alta calidad nutricional en el país, en el marco del Día Mundial de la Alimentación.

“Estamos respondiendo a nuestra misión de alimentar la vida de las personas, y qué mejor hacerlo en un contexto y año retador, que nos llama al compromiso por fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. Por ello, estamos entregando un producto vital de nuestro mejor portafolio, que no puede faltar todos los días, especialmente en poblaciones en crecimiento y fortalecimiento del sistema inmunológico, como es el caso de los niños y adultos mayores que atiende el Banco de Alimentos”, intuyó Marlon Rodas, Director País de LALA Nicaragua.

Esta donación, significarán 4,000 vasos de leche LALA para poblaciones altamente necesitadas. Para ello, se entregaron 83 cajas equivalentes a 1,000 unidades de leche, tipo deslactosada light, en empaque de larga duración, o Tetrapack, 100% grado A, es decir, leche obtenida de las mejores fincas y con los más altos procesos de ordeño.  

  

“Este donativo de Grupo LALA Nicaragua viene a reforzar nuestro plan de asistencia a sectores que viven en condiciones de desigualdad por la pobreza y el abandono social. A raíz de marzo, con la pandemia del COVID-19, la solicitud de alimentos ha incrementado exponencialmente. De 52 mil personas que se beneficiaban directamente, las solicitudes de alimentos han aumentado para 134 mil personas, de modo que hay unas 82 mil personas en espera de alimentos”, expuso José Ángel Rodríguez, Coordinador Nacional del Programa Banco de Alimentos de Nicaragua. La anterior cifra representa un 155% de aumento en las solicitudes de asociaciones benéficas que recurren a la organización.  

De cara a ello, la leche deslactosada light será el mejor complemento en la alimentación de este grupo poblacional beneficiado, por ser considerada de fácil digestión y baja en calorías y grasas, sin que sus valores nutrimentales se hayan visto alterados, considerándose así una leche saludable y muy nutritiva para quien la consuma.  

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), en Nicaragua se consumen 90 litros de leche al año per cápita, muy por debajo de lo que organización recomienda de consumir por lo menos 180 litros al año. En ese sentido, Marlon Rodas comentó: “Estamos comprometidos con la salud y el bienestar de la población, por lo que consideramos una responsabilidad hacer alianzas con organizaciones que nos permitan hacer llegar a los nicaragüenses un producto saludable y nutritivo, como es la leche. Continuaremos desarrollando este tipo de iniciativas, y otras más, para lograr que en la dieta diaria se incluya un vaso de leche LALA, y así aportarles a los consumidores una completa fuente de nutrientes, tales como proteínas, calcio, vitaminas, electrolitos y ácido fólico».